Esta entrevista con la autora croata Spomenka Štimec fue realizada por Alessandra Madella y apareció por primera vez en el sitio web de Ĉina Radio Internacia en enero de 2022. Ella amablemente la ofreció para su republicación aquí.

La Liga Internacional de Profesores Hablantes de Esperanto (ILEI) recomendó su libro Hodler en Mostar (2006) para el Día del Libro en Esperanto (15 de diciembre) en 2021. ¿Qué nos puede decir al respecto?

Dicen que el esperanto no tiene cultura. ¡Equivocado! Tenemos una cultura impresionante. UEA, nuestra organización coordinadora, nació en 1908 en un lugar muy cultural. La idea tomó forma en la casa y taller del reconocido pintor suizo Ferdinand Hodler. Su hijo Héctor fue el cofundador de nuestra organización paraguas. Cuando escucho a la gente llamarnos sin cultura, respondo: yo no diría eso. A través de Héctor, incluso heredamos al pintor Ferdinand Hodler. En su testamento, Héctor dejó la mitad de su legado a su esposa Emilie (con quien se casó en 1917, un año antes de morir), y la otra mitad a su hijo: La Asociación Mundial de Esperanto (UEA). Indirectamente, a través de Héctor, adquirimos el dinero que había pertenecido a Ferdinand.

¿De dónde surge la idea de escribir la novela?

Siempre había querido ver las pinturas de Hodler en Suiza y un día leí en el periódico que Hodler estaría de visita en Zagreb. Fui a la exposición y me di cuenta de que era Ferdinand Hodler de Sarajevo, no de Suiza. Me di cuenta de que mis vecinos en Bosnia tenían una historia increíble sobre el padre de Hector Hodler en su galería. Y creo que los esperantistas merecen saber acerca de esta información adicional que tenemos.

¿Cómo investigaste la novela?

En esa sala de exposiciones de Zagreb, me quedé mirando el cuadro llamado Costurera o Agustín y me di cuenta de que estaba viendo el primer “retrato” de Héctor Hodler, porque la costurera estaba embarazada. Revisé en qué año fue pintado: en 1887, el año del nacimiento de Héctor. Me di cuenta de que tendría que comprar todo lo publicado sobre Hodler en Sarajevo y Ljubljana (donde estaba la exposición), para recopilar información. Más allá de eso, donde había lagunas en la información, usé mi imaginación.


Tajlorino

¿Qué lugar ocupa este libro entre sus escritos?

Uno importante. Tengo mucho agradecimiento de que me lo hayan recomendado como material de lectura para el Día de Zamenhof 2021.

¿Por qué decidiste escribir este libro y la mayoría de tus libros directamente en esperanto?

Mucha gente escribe en croata. No tantos en esperanto. Debería ayudar al lenguaje que es menos fuerte. Y el que amo profundamente. También me gusta el croata, por supuesto. También escribo en él.

¿Ha escrito algún otro libro que hable sobre los antecedentes históricos del Esperanto?

Sí. Ombro sur interna pejzaĝo (Sombra en un paisaje interior) es una novela sobre amores y rupturas en esperanto.

¿Cuáles de sus libros han sido traducidos a otros idiomas? ¿Hay alguna traducción al chino?

Kroata milita noktolibro (Nocturno de guerra croata) se ha publicado ocho veces en el mismo número de idiomas. Ombro sur interna pejzaĝo ha sido traducido al italiano de la edición en esperanto. Tilla ha aparecido en japonés y coreano.

Mis impresiones sobre un viaje a Japón, Nesenditaj leteroj el Japanio (Cartas no enviadas desde Japón), han sido traducidas al chino y publicadas por la Universidad de Harbin. Me han dicho que a los estudiantes chinos de japonés les ha resultado útil leer ese librito.

En 2021, Harpina, un esperantista chino, publicó mi lector del Método Zagreb El esperanto no es solo un idioma en Mongolia Interior.

Además me he inspirado en la periodista japonesa Hasegawa Teru, que se casó con un esperantista chino, huyó en secreto de Japón a China, llegó… (se dio cuenta de que su marido ya tenía una mujer allí), descubrió que el ejército japonés estaba invadiendo China, recibió la orden de volver a casa con otras mujeres japonesas… pero decidió quedarse y luchar contra el ejército japonés. Escribí una obra de teatro para el Congreso Mundial en Beijing (1986): La dama que susurró en el huracán. Muy interesante, la portada de esa obra ganó un premio por ser una de “las cien portadas más bellas del mundo” y fue exhibida en la UNESCO en París en 1987.


Hasegawa Teru

Su trabajo también ha sido presentado a los no esperantistas en el libro alemán Die Bienen und das Unsichtbare (Las abejas y lo invisible, 2020) del autor austriaco Clemens Johann Setz.

Clemens Johann Setz es un escritor austriaco actual que merece un gran respeto. Aunque no es esperantista, decidió dedicar su novela al fenómeno de las lenguas construidas. Aprendió volapük para entender lo que era. Aprendió esperanto. Se dio cuenta de que este asunto del esperanto tenía una literatura que valía la pena leer, y en cien páginas describió la literatura en esperanto para los lectores alemanes que no sabían nada al respecto. Ese libro le valió el premio más prestigioso de Alemania, el Premio Georg Büchner, en julio de 2021. Escribió sobre Vasili Eroshenko, cuya historia nos guía a través de toda la historia de la literatura en esperanto en más de cien páginas. Y en una docena de páginas dentro de esas, analiza mi aporte a la literatura esperantista, con admiración, como escribió con su firma. El libro debería ser publicado pronto en Esperanto por Mondial.

 

Ĉi tiu artikolo estas ankaŭ disponebla en Esperanto.

This article is also available in English.

We use cookies in order to give you the best possible experience on our website. By continuing to use this site, you agree to our use of cookies.
Accept